Skip to Content

Category Archives: FISIOTERAPIA Y RECUPERACIÓN DE LESIONES

¿Cómo entrenar en vacaciones? ¡Sácale partido a tus bandas elásticas!

UN THERA-BAND EN TU MALETA

Llega el buen tiempo y se acerca el verano. Se acaba la temporada de rugby y empiezan las vacaciones, los viajes…

Este momento es para muchos el periodo oportuno de recuperación de lesiones. Después de haber estado apurando hasta final de temporada para decidir parar y cuidarnos esa lesión que llevamos un tiempo arrastrando,  toca recuperarse al 100%. Es importante que respetemos el descanso que nuestro cuerpo se merece y que seamos capaces de desconectar de las rutinas, sin embargo, no debemos dejar pasar el tiempo pensando “ya me recuperaré, tengo mucho tiempo” porque, en menos de lo que imaginamos, tendremos que enfrentarnos a la dura pretemporada, a la cual queremos llegar en las mejores condiciones posibles.

Cuando viajamos no solemos tener un gimnasio al que poder ir o compañeros con los que entrenar, con lo que a veces se hace cuesta arriba sacar la voluntad o constancia para recuperarse. Una de las propuestas que te hacemos es meter un Thera-Band en tu maleta. Estas bandas elásticas o gomas, son elementos muy útiles ante esta situación, ya que ni pesan, ni ocupan espacio y tienen multitud de posibilidades para poder “salir del paso”.

Este elemento bien aprovechado, nos permite realizar una gran variedad de ejercicios que, con una buena técnica y con la carga oportuna en función del momento en que nos encontremos, pueden colaborar en la rehabilitación de nuestra lesión, así como en el mantenimiento de nuestra forma física.

Este tipo de trabajo será más analítico y tendrá menos libertad de movimiento frente a un trabajo con pesas u otro tipo de cargas o materiales, pero será más fácil de controlar de cara a la buena ejecución del mismo, lo que nos beneficiará a la hora de trabajar de forma adecuada para nuestra recuperación.

Desde WRPlay os proponemos una batería de ejercicios con posibles propuestas indicadas para la recuperación, el mantenimiento y la vuelta al entrenamiento.

¡RECUERDA! No todos los ejercicios propuestos tienen por qué ser convenientes para ti. Cada jugador debe adaptar sus rutinas a su lesión, evolución y capacidades. Si tienes dudas ¡ponte en contacto con nosotros!

By casilda Graiño Rey

Fisioterapia y recuperación de lesiones WRPlay

0 0 Continue Reading →

¿Que precauciones debemos tomar ante una contusión cerebral?

Como todos nosotros sabemos, el rugby es un deporte de contacto y, como tal, debido a la propia acción del juego, se producen; golpes, heridas, brechas, abrasiones, fracturas, roturas y contusiones. Estas últimas, son las más comunes y a su vez las más complicadas, no solo de diagnosticar, sino de tratar, recuperar y de solucionar, ya que sus verdaderos signos y síntomas muchas veces no afloran en el momento de producirse, sino que pueden permanecen ocultos minutos, horas o incluso días.

¿En que club, equipo universitario o amateur una jugadora no ha recibido un golpe en la cabeza nunca? ¿Cómo reaccionar ante ello?

contusion cerebral

FOTO 1: Contusión cerebral

Las contusiones, como concepto, se podrían concebir como una lesión o daño causado al golpear o comprimir una parte del cuerpo sin producir una herida exterior. Esta definición es de carácter muy general, ya que de seguir profundizando, tendríamos que hablar sobre los distintos tipos de contusiones existentes, sus mecanismos de producción, sus valoraciones, sus plazos, sus recuperaciones…, pero sobre todo, tendríamos que hablar y acotar correctamente la zona corporal donde se produce dicha lesión.

En este caso, el propósito de este escrito, es presentaros una contusión muy característica, que se produce con mucha frecuencia en el deporte del rugby, (y que para muchos pasa desapercibida) la cual, se ha convertido en un tema estrella a nivel internacional, ya que ha demostrado tener gran importancia entre la salud de los jugadores por pequeña que sea. Estamos hablando de la CONTUSIÓN CEREBRAL y más concretamente, hablaremos sobre una lesión asociada a esta contusión, como es la CONMOCIÓN CEREBRAL.

 

La conmoción cerebral es la alteración de la función del cerebro secundaria a un traumatismo, con o sin pérdida del conocimiento. Una definición más amplia sería la alteración fisiológica de la función cerebral, inducida por un traumatismo manifestado por pérdida de conciencia, amnesia, alteración del estado mental, la personalidad o déficits neurológicos focales.

Conmoción Cerebral

FOTO 2: Conmoción cerebral.

Las conmociones, también llamadas traumatismo cerebral leve, son, normalmente, afectaciones temporales de la función neurológica, frecuentes en la mayoría de los deportes de contacto. En la conmoción, coinciden solicitaciones de compresión en el punto de contacto (coup) y de tensión en el lado opuesto al traumatismo (contre-coup) y, también, solicitaciones de rotación.

 

La conmoción cerebral puede ser causada por un golpe directo en la cabeza, la cara, el cuello o bien en cualquier otra parte del cuerpo con el impulso transmitido a la cabeza. Normalmente resulta ser una rápida alteración de la función neurológica, que se resuelve espontáneamente, aunque pueden producir cambios neuropatológicos, por más que los cambios clínicos reflejen una alteración de la función y no un daño estructural.

 

La conmoción se presenta como una batería de síntomas clínicos que pueden incluir o no la pérdida de conciencia y que generalmente, se resuelven de una manera secuencial en un período de 2 semanas, aunque la inmensa mayoría de los casos se resuelven en las primeras 48 a 72 horas. Sin embargo, en un porcentaje bajo de los casos, los síntomas se pueden prolongar en el tiempo.

 

Los mecanismos del traumatismo, provocan cambios en la perfusión cerebral (flujo sanguíneo cerebral). La autorregulación cerebral, es decir, la capacidad de mantener una perfusión cerebral constante a pesar de los cambios de la presión arterial durante el ejercicio, y la perfusión cerebral están alterados después de una conmoción, lo que explica que los síntomas reaparezcan o empeoren durante el ejercicio físico o en situaciones que aumenten la presión arterial.

 

Deportistas con traumatismo cerebral leve muestran confusión o una expresión vacía; sus respuestas suelen ser lentas, con cambios en su estado emocional que se hace mas evidente en el atleta confuso. También pueden presentar dolor de cabeza y mareos, así como visión doble o nublada.

 

Las conmociones no solo afectan a las funciones cognitivas sino también al sistema nervioso autónomo. Los atletas que han sufrido una conmoción cerebral, muestran una actividad del sistema nervioso simpático exagerada con una frecuencia cardíaca mayor.

LA PREVENCIÓN Y SEGURIDAD ANTE TODO.

Hoy en día, dentro del deporte a nivel internacional, y más en concreto dentro de deportes como el rugby, en el que el riesgo de esta lesión (debido al contacto permanente que este deporte implica), es evidente, se están tomando muchas precauciones. Desde mayo del 2015, entró en vigor una ley, que rige la sustitución temporal de los jugadores susceptibles de sufrir esta lesión durante el juego. Dicha ley, entre otras cosas, cita que cualquier persona del staff técnico o médico del equipo (entrenador, médico, fisioterapeuta), así como el médico de campo, el árbitro de campo, el de video y los linieres, son valedores de exigir este tipo de sustitución para realizar los controles y las pruebas pertinentes: HIA.

 

El HIA (Head Injury Assessment), son 3 protocolos que se suceden en el tiempo, los cuales ha de pasar un jugador susceptible de padecer o de haber padecido una conmoción cerebral durante un partido o un entrenamiento.

 

  • El HIA 1 ese realiza al jugador, tras ser este retirado del campo. Lo realiza el médico del torneo, o el médico del equipo. Si el HIA 1 da resultados normales, el jugador puede volver al terreno del juego sin problemas, mientras que si este da resultados anormales el jugador no podrá volver al terreno de juego, teniéndose que realizar el cambio de forma permanente.

IRB_HIA_1 (Pinchar para ver cuestionario)

 

  • El HIA 2 en caso de haber dado normal el HIA 1, y el jugador haber regresado al terreno de juego, ha de realizarse en un plazo de 90 minutos post-partido y después de la noche siguiente a dicho partido. En caso de haber dado anormal el HIA 1, el HIA 2 ha de realizarse al jugador en un plazo de 3 horas post-partido. Si el HIA 2 en cualquiera de los dos casos diera anormal, el jugador deberá obligatoriamente estar 24h de reposo absoluto antes de un retorno gradual al terreno de juego o a los entrenamientos.

IRB_HIA_2 (Pinchar para ver cuestionario)

 

  • El HIA 3, ha de realizarse en cualquier caso tras 48h del HIA 1. Este será el más resolutivo de todos, ya que si este da resultados anormales, el jugador estará obligado a mantenerse en reposo y lógicamente de baja deportiva un mínimo de 4-6 días.

IRB_HIA_3 (Pinchar para ver cuestionario)

 

RESUMEN

Captura de pantalla 2016-05-03 a las 12.23.52

FOTO 3: RESUMEN PROTOCOLO ACTUACIÓN POR LA IRB-

 

Desde Women´s Rugby Play, nos gustaría con esta entrada concienciaros; entrenadores, jugadoras y staff de la importancia de toda contusión cerebral por pequeña e insignificante que parezca y de la necesidad de retirar del campo a toda jugadora que reciba un golpe en la cabeza hasta cerciorarnos de que pasa correctamente el HIA explicado anteriormente.

 

 

Iago Vazquez Garrido

Fisioterapeuta WRPlay
0 0 Continue Reading →

¿ESTÁN TUS HOMBROS PREPARADOS PARA EL RUGBY?

El hombro es una compleja estructura anatómica y en el mundo del rugby, tan guerrera como problemática.

Placamos, limpiamos rucks, empujamos, percutimos, nos percuten, caemos al suelo…pidiéndole siempre a nuestros hombros que estén listos para el siguiente asalto. ¿Lo están?

A continuación (figura 1) podemos observar la incidencia de lesiones en función de las regiones corporales, viendo que la lesión de hombro se equipara en porcentaje de frecuencia a la de rodilla.

rugby

Como dato, según los estudios la luxación de hombro es la más frecuente de las luxaciones, con una incidencia de 17 por 100.000 habitantes al año, siendo aún mayor a nivel de competición en los deportes de contacto. En el caso del rugby, la incidencia de luxación de hombro es de 1,3 por cada 1000 horas/jugador.

Cuando tiene lugar una luxación se pierde la congruencia que existe a nivel articular. Este hecho puede derivar en la aparición de inestabilidad en la articulación del hombro y si esto se produce, son muchas las estructuras anatómicas que pueden llegar a afectarse. Nuestro objetivo como jugadores de rugby y teniendo siempre en cuenta la promoción de la salud es: hacer todo lo que esté en nuestras manos para  no alcanzar el estado de lesión.

HOMBRO Y RUGBY

En este artículo  mostramos algunos ejercicios que podrás hacer, complementando a tu rutina de ejercicios usuales en gimnasio o entrenamientos,  para que tus hombros ganen la confianza que necesitan para jugar al cien por cien y así prevenir, en cierta medida, la posible aparición de debilidades u otros aspectos que puedan llevarnos a la lesión.  Son inmensas las posibilidades que tenemos para ejercitar este complejo anatómico (al igual que el resto del cuerpo), desde WRPlay os animamos a ir más allá y tener inquietudes respecto a las posibilidades de entrenamiento.

Hay que tener en cuenta que no solo trabajaremos para aumentar la fuerza o conseguir volumen, aspecto importante a tener en cuenta en los jugadores de rugby debido a la dureza del contacto, entrenamientos propioceptivos y de control motor bajo cargas o intensidades menores también nos proporcionarán beneficios e incluso nos ayudarán a prevenir lesiones causadas por situaciones de fatiga, malas caídas, posturas incorrectas…Esto es debido a la compleja estructura del hombro y a la necesidad de su entrenamiento de forma integral, para conseguir así eficacia en el movimiento buscando el rendimiento óptimo.

El control de nuestro cuerpo no solo se consigue con el desarrollo muscular, el cerebro es el gran aliado para la “ejecución perfecta”.

Para obtener beneficios y estar preparados de cara a la prevención de lesiones debemos incluir este tipo de ejercicios en nuestras sesiones de entrenamiento semanales, ya sea en gimnasio, o con material a pie de campo.

Ya que trabajaremos mejor si tenemos conocimiento de por qué hacemos lo que hacemos, creo conveniente (sobre todo para los curiosos) conocer, aunque sea a grandes rasgos, el complejo del hombro, su estructura y sus funciones. Para ello adjuntamos esta vez un vídeo en el que podéis ver un hombro “al desnudo”.

Son varias las articulaciones que lo forman y es necesario que trabajen de forma conjunta para conseguir un movimiento global óptimo. Con esto resaltamos la importancia de trabajar a todos los niveles tanto en las sesiones de entrenamiento, como en las recuperaciones y vueltas al campo tras situaciones de lesión.  Al funcionar de manera coordinada las reacciones se producirán en cadena, es decir, si sufro una lesión en alguna de las estructuras existentes es muy probable que estructuras restantes se vean afectadas. Para llevarlo a un terreno más práctico pondremos un ejemplo:

“Jugadora que recibe un fuerte placaje y cae fortuitamente con el hombro contra el suelo; conclusión: esguince acromio-clavicular.”

Seguro que hemos oído más de una vez este tipo de lesión y la solución sería el tan conocido “reposo”. Sin embargo, al igual que en muchas otras lesiones, al tiempo que el complejo que ha sufrido el esguince necesita un  parón mientras persista el dolor agudo, nosotros debemos hacer todo lo posible por recuperar y mantener el buen estado del resto de estructuras: músculos que puedan verse afectados y con molestas contracturas; articulaciones adyacentes y huesos que puedan haber sufrido desplazamientos; dolores de cabeza producidos por tensiones musculares innecesarias… Además tendremos en cuenta otras complicaciones derivadas de focalizar nuestra atención únicamente en la estructura lesionada, como los efectos negativos de los reposos prolongados y las inmovilizaciones, que pueden ser: disminución del rango de movimiento y rigidez; debilidad, pérdida de fuerza y de masa muscular; disminución de habilidades adquiridas; compensaciones musculares, etc.

¿A dónde queremos llegar? Un correcto cuidado y tratamiento acelerará los procesos y tiempos de recuperación. Debemos considerar al cuerpo como una estructura global y no estancarnos en el foco de lesión.

De igual manera y a la inversa, en el entrenamiento y la preparación para la prevención de lesiones en el hombro, será favorable ir más allá saliendo de la rutina de ejercicios analíticos de Bíceps, Tríceps, Pectoral y resto de músculos conocidos que nos vienen a la cabeza, y trabajar también de forma integral con actividades que permitan la intervención de factores internos y externos que puedan enriquecer el ejercicio. Para ello y como ya hemos mencionado, os proponemos completar vuestras sesiones de entrenamiento con ejercicios tipo los presentados en el vídeo. No será necesario realizar todos en cada una de las sesiones de trabajo, sería ideal combinar este tipo de ejercicios con otros de fuerza y potencia para conseguir el mejor estado posible para nuestros hombros.

¡Cuantos más estímulos recibamos, más preparados estaremos para enfrentarnos en el juego!

Casilda Graiño, Fisioterapia y Recuperación de Lesiones WRPlay

 

0 1 Continue Reading →

¿Qué es el CORE y por qué es importante en el RUGBY?

¿Qué es el CORE y por qué es importante en el RUGBY?

La palabra “CORE” es un término muy utilizado actualmente en el mundo del entrenamiento y que seguro hemos oído más de una vez. Pero, ¿sabemos realmente lo que es?

Su significado proviene del inglés y su traducción se interpreta como “núcleo” y es que, en el trabajo del CORE, se hace referencia al entendimiento del conjunto de estructuras biomecánicas que lo forman, como una unidad central dentro de nuestro cuerpo.

Cuando vamos a realizar un entrenamiento debemos saber qué hacemos y por qué lo hacemos. Por ello, además de explicar cómo trabajar el CORE en nuestro deporte, encontraréis en este artículo conceptos que nos ayuden a entender su estructura y sus funciones. ¡De esta forma sacaremos el máximo partido a nuestras sesiones de trabajo!

EL CORE EN EL RUGBY

El rugby es un deporte de gran exigencia física y mental. Por ello nuestro cuerpo ha de estar perfectamente preparado para rendir al máximo, sin permitir que los golpes nos derrumben.

Es normal que a medida que va corriendo el tiempo en un partido y vamos acumulando fatiga, nuestra técnica, nuestras posiciones y nuestros gestos dejen de ser idóneos. Sin embargo, esta “despreocupación”, muchas veces involuntaria, es la responsable de cantidad de lesiones probablemente prevenibles.

Trabajando el CORE y relacionándolo con las funciones que citaremos más adelante, nos será más fácil conseguir esa postura perfecta al limpiar los rucks; podremos maximizar nuestra fuerza en el empuje del maul; entrar a la melé reduciendo los riesgos de lesión por posturas marcadas por la fatiga; transferir mayor fuerza a nuestras extremidades durante carreras o placajes…en definitiva, conseguiremos una estabilidad central, capaz de aumentar nuestro rendimiento y seguridad durante el juego.

Son múltiples las posibilidades que tenemos de desarrollar capacidades en esta zona del cuerpo, que es trabajada normalmente según corrientes, capacidad creativa o intereses, en función del enfoque deportivo que se le vaya a dar. Realicemos el ejercicio que realicemos, debemos siempre tener en cuenta que la ejecución de la

técnica sea la correcta para conseguir eficacia en el entrenamiento y evitar daños indeseables.

Cuando vayas a realizarlos será importante:

* Controlar la respiración: intenta combinar la exhalación con el momento de trabajo, expulsando así el aire de tu cuerpo a la vez que contraes la musculatura o lo que es lo mismo, aumentas la tensión en los músculos implicados y “metes tripa” como si te fueran a pegar un puñetazo.

* Mantener una correcta posición a nivel de la columna vertebral: te será de ayuda realizar los ejercicios con algún compañero, que pueda corregir tu postura si fuera preciso y viceversa, hasta que seáis capaces de tener una buena percepción corporal sobre la posición vuestro cuerpo.

* Controlar tus límites: es preferible que realices una correcta ejecución aunque el tiempo de trabajo sea breve, a que trabajes bajo fatiga y sin control de la técnica. Esto podría conllevar problemas de compensaciones y desequilibrios musculares que no nos interesan. Ser constante y perseverante te ayudará a conseguir tus objetivos.

COMPONENTES DEL CORE

Entendemos el CORE como el conjunto de músculos del tronco (zona abdominal y lumbar) que aportan estabilidad al raquis o columna vertebral.

Sabemos que ésta está formada por una serie de elementos óseos (vértebras), que se articulan mediante estructuras discales y cápsulo-ligamentosas, que proporcionan a la columna funciones como: ser suficientemente rígida para soportar cargas; proteger a las estructuras que forman el Sistema Nervioso Central (entre ellas la médula espinal); y permitir movilidad y flexibilidad al tronco, otorgándole así la capacidad de movimiento. Movimiento que no sería posible sin nuestro famoso CORE, ya que es la capacidad motora muscular, una de las grandes responsables en la consecución del movimiento corporal.

Por tener una idea de cómo son y dónde están, en la siguiente imagen encontramos algunos de los músculos de los que hablamos:

CORE

Observamos que el CORE va bastante más allá del concepto de “cuadraditos” o “chocolatina”.

En grandes rasgos podríamos decir que estos músculos son los abdominales (oblicuos, rectos y transversos), la musculatura profunda de la columna, la musculatura lumbar, los flexores y extensores pélvicos y los glúteos.

Para los más curiosos, aquí tenéis una tabla en la que el autor Bergmark (1989) clasifica los músculos del CORE (lumbares y abdominales) según su función estabilizadora.

SISTEMA-ESTABILIZADOR

FUNCIONES

Una vez que tenemos una idea sobre lo que vamos a trabajar, conviene saber por qué incidimos en ello.

Este conjunto de músculos en el que nos estamos centrando tiene importantes misiones que cumplir para el correcto funcionamiento del cuerpo. Vamos a ver cuáles son las más destacadas:

* Estabilidad. El centro de gravedad del cuerpo humano está localizado dentro de esta estructura (según muchos autores en la vértebra S2). Trabajando el CORE conseguiremos un buen equilibrio y una buena coordinación.

* Control postural. De la misma manera, en relación con el punto anterior, nos permitirá tener dominio sobre el control postural de nuestro cuerpo. ¿Por qué nos interesa esto? Este dominio es capaz de proporcionarnos eficiencia en el movimiento y un aumento de la fuerza y la flexibilidad. Aumentaremos así la calidad de movimiento bajo un mínimo esfuerzo y con un rendimiento máximo.

* Reducción del riesgo de lesiones. Esto se debe a que el fortalecimiento del CORE nos permitirá mantener una mayor estabilidad en el cuerpo y proporcionará una fuerza mayor a nuestras extremidades.

* Aumento de la eficiencia en los movimientos. Ganaremos fuerza y ahorraremos energía. El fortalecimiento nos hará generar una fuerza adicional maximizando la eficiencia del esfuerzo, siendo esencial para la consecución de movimientos explosivos y de control corporal para una mejor coordinación y agilidad, necesario para jugar al rugby. Por el contrario, la debilidad muscular, nos afectará en el rendimiento.

* Disminución de probabilidades de dolor de espalda. Según estudios, el fortalecimiento de estas estructuras de forma adecuada es capaz de reducir la incidencia del dolor de espalda, así como aliviarlo una vez que el dolor se padece.

* Otros: además esta musculatura actúa como protectora de nuestros órganos internos y con un buen entrenamiento puede mejorar nuestra capacidad respiratoria, así como prevenir incontinencias y disfunciones debidas a una mala ejecución de ejercicios de abdominales.

CONCLUSIONES Y CONSIDERACIONES

* El CORE proporciona un fuerte corsé muscular al raquis lumbar, que aumentará su estabilidad, importante en el Rugby ya que nuestro cuerpo ha de soportar fuertes cargas en momentos no previstos, situaciones de desventaja y situaciones de agotamiento y debilidad física y mental.

* Un correcto y equilibrado trabajo del CORE hará que consigamos eficacia en el movimiento.

* El entrenamiento del CORE puede prevenir alteraciones y consiguientes dolores a nivel dorso-lumbar.

* Cuando realicemos trabajo de CORE debemos tener en cuenta: la progresión en dificultad, la técnica en la ejecución y el dominio del control corporal.

No debemos tener la idea errónea de que trabajar el CORE es solo trabajar los abdominales “de toda la vida” mediante flexo-extensiones de tronco. Y es que esto podría ser incluso perjudicial para nuestra salud.

Fisioterapia deportiva

By Casilda Graiño

0 2 Continue Reading →

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR