Paula Alevín Medín y Ángel López Vázquez son nuestros protagonistas de esta entrevista. Jugadores pertenecientes al equipo Nacional de Rugby, los cuales están dentro del Equipo Nacional que prepara la CLASIFICACIÓN PARA LOS JJOO DE RIO DE JANEIRO.

Paula Medín

  • Año en el que empezó a jugar al Rugby: 2000
  • Debut con España XV: 2007, Campeonato de Europa
  • Debut con España VII: 2008 en el Mundial Universitario, Córdoba.
  • Estudios realizados:Fisioterapeuta, actualmente se encuentra opositando para el Servicio Gallego de Salud.

Ángel Lopez:

  • Año en el que empezó a jugar al Rugby: 2006
  • Debut con España XV: 2009 (Lisboa) con España sub 17
  • Debut con España VII: 2012 con la Selección absoluta en Hong Kong
  • Estudios realizados: Cursando el Grado en medicina llevándolo a curso por año.

 

Con una larga trayectoria a sus espaldas nos han ofrecido su experiencia tras haber compaginado y seguir haciéndolo en la actualidad, sus estudios con el deporte.

IMG_20160504_005123

  • Actualmente, ¿cómo compaginas tus estudios con tu vida deportiva? ¿Cómo es tu día a día desde que te levantas?

 

Ángel: Compaginar una carrera como Medicina con mi carrera deportiva en la selección, ha sido un trabajo duro durante algunos años, y que, como todo, ha requerido entrenamiento. Los cursos de 1º a 5º han sido muy exigentes a nivel académico. Este año, 6º y último, con más prácticas y menos exámenes, ha sido más llevadero.

Cuando empecé a viajar con asiduidad por el rugby, en 2º de carrera, mis calificaciones bajaron un poco, y hasta suspendí una asignatura (la única en toda la carrera), y desde entonces ha ido todo mejor.

Yo siempre digo que la clave de poder compaginar dos actividades así es la organización. El día tiene 24 horas y trato de aprovechar al máximo las 15-16 en las que estoy despierto (yo necesito dormir bien J). Es importante tener un objetivo claro y un plan, y siendo disciplinado, puedes llegar a cumplirlo y conseguir todos tus objetivos.

Un día de rutina para mí es levantarme entre 7 y 8 am, ir a clase/prácticas hasta las 12.30 o así, ir a entrenar físico a la 1 y comer a las 2.30-3. A las 4 procuro estar estudiando o haciendo cosas relacionadas con la carrera y a las 7.30 vuelvo a entrenar. Ceno y me acuesto temprano, a las 11 más o menos. Tengo la suerte de vivir con mis padres, y eso me da una serie de comodidades que valoro y sé que no tiene todo el mundo.

Paula: Ahora estoy en la recta final, así que cada momento cuenta. Yo me lo tomo como si tuviera dos trabajos, los entrenamientos y el estudio.Me levanto temprano, estudio hasta media mañana, y  hago el entrenamiento de la mañana, después cómo y hago una pequeña siesta para recuperar y vuelta a empezar por la tarde, estudio y entrenamiento.

  • ¿Cuál es tu motivación para seguir estudiando mientras que eres deportista de élite? ¿Por qué crees que es importante tu formación. Siendo actualmente profesional de este deporte, ¿Por qué decides compaginarlo y no esperas a dejar de ser jugador/a de rugby profesional para continuar con los estudios?

 

Ángel: Todos sabemos que el rugby en España es un deporte que te da para sobrevivir y sacar muchas cosas buenas de él, pero no para vivir de tu actividad deportiva toda tu vida.

Creo que es importante formarse en algo, sea lo que sea, algo que te guste, para poder desempeñar una actividad en el futuro. Hoy en día, la mayoría de la gente con la que vas a competir por un trabajo tiene una formación, y no nos podemos quedar atrás por haber hecho deporte en nuestra juventud. Además, que es importante estudiar lo antes posible, porque para todo hay edades. No se tiene la misma motivación a los 18 que a los 30 para coger un tocho de apuntes y estudiarlo. Igual que no se me ocurriría empezar a jugar al rugby con 29. Todo tiene su momento.

Paula: Ser deportista de élite es un sueño, vivir de lo que te gusta pero un sueño amargo porque profesionalmente sufres un parón que puede hacerte mucho daño. En mi caso, siempre he trabajado en la sanidad pública pero sin plaza fija. Mi motivación es poder seguir haciendo cuando deje de tener beca ADO . decidí compaginarlo por que se puede, se puede si uno tiene voluntad, el día es muy largo y hay tiempo para todo.

  • Muchos padres castigan a sus hijos con no ir a entrenar por malas notas o por falta de tiempo para los estudios. Bajo tu experiencia, ¿Crees que es incompatible estudiar con hacer deporte? 

 

Ángel: Es totalmente compatible. El deporte, además de que es divertido y sano, genera un hábito de disciplina que debe empapar todos los demás aspectos de nuestras vidas. Castigar a un niño sin ir a entrenar es un error, pues le enseñas a poder romper su disciplina y sus obligaciones con facilidad. El abordaje y la manera de encontrar motivaciones por parte de los padres debe ser otra, y quizás mucho más temprana que en la adolescencia poniendo como castigo que no haga deporte.

Personalmente, hacer deporte me ha refrescado mucho la mente y relajado el cuerpo, y sin él, no sería capaz de afrontar con tanto optimismo ni mis estudios ni otras obligaciones.

Paula: Es totalmente compatible, no se si los niños de ahora tienen más “deberes” de los que teníamos nosotros, pero yo de pequeña me quedaba sin días para ir a las actividades que ofrecía mi colegio, fútbol, patinaje, voleibol baloncesto, y siempre he aprobado. Mi experiencia me dice que para nada es incompatible.

  • Nosotros pensamos que la cantidad de horas dedicadas a la TV, móviles, WhatsApp y redes sociales… tienen parte de la culpa de la gran mayoría de suspensos y abandonos ¿Estás de acuerdo?

 

Ángel: Creo que es un factor que influye con importancia, por supuesto, pero no creo que sea el principal. Los móviles, redes sociales… nos distraen a todos, y yo me incluyo. En épocas de exámenes y cuando tengo que estudiar en serio, dejo siempre el móvil en el salón apagado, sé que si lo tengo encima me voy a distraer. Los estudiantes debemos saber que es un factor que nos distrae y no podemos controlar, y debemos apartarlo. Y no sólo con el móvil, sino con todo aquello que pueda tener el mismo efecto.

Opino, sin embargo, que la mayoría de los suspensos es por una falta de motivación. No se promueve la importancia de ser brillante en los estudios, no es un valor impregnado en nuestra sociedad. Y al primero que destaca se le tacha de empollón. Los niños están pendientes de otras cosas que consideran más importantes, y yo quiero animar a todos a que se esfuercen al máximo en sus tareas escolares y universitarias, pues es algo de lo que jamás se arrepentirán.

Paula: Los niños pasan horas delante de sus móviles, tablets, Smartphone… pero igual que hacemos los mayores. Ellos se limitan y se enganchan dejando sus estudios de lado.

  • ¿Qué consejo le darías a los jóvenes que opinan que no tienen tiempo para ambas cosas para ayudarles a organizarse?

 

Ángel: Mi truco es hacerme planings. Yo a principio de año me hago un plan que llamo “macroobjetivos”, y que no es más que una lista de lo que quiero lograr (aprobar X curso, sacarme el carnet de moto, jugar todos los torneos con la selección…) y lo pego en mi mesa de estudio, así lo veo todos los días. En junio o julio veo qué he conseguido. Después me hago planes diarios en las semanas con más carga de actividad, como son periodos de exámenes o la vuelta de los viajes de competición. Es importante que sean reales, que sean objetivos alcanzables, sino no valen para nada. Durante el resto del año, voy apuntando en un papel las tareas pendientes, y voy tachando. Pero siempre lo reflejo en papel. El segundo truco, además de hacerse planings, es cumplirlos. Y en eso no puedo ayudar a nadie. Yo procuro no acostarme nunca sin tachar todo lo que hay para el día.

Paula: Es importante hacerse un planing, estudiar un poco cada día, es importante que sepan que eso les traerá mejores resultados que meterse un atracón un día entero.

  • Echando la vista atrás, ¿cuales crees que han sido los aspectos positivos y los negativos de compaginar estudios y deportes?, en tu opinión ¿Merece la pena?

 

Ángel: Como aspectos positivos, prácticamente todo. El deporte me ha aportado un bagaje personal enorme, inalcanzable para alguien de mi edad con otra actividad, además de relaciones personales, viajes… Además, te ayuda a valorar el tiempo, a optimizarlo, y a aprovecharlo. Aunque parezca mentira, da pausa y conciencia de actividad el hecho de tener poco tiempo. Hay que reflexionar sobre ello y esforzarse en conseguirlo, pero es así.

Y estudiar… que os voy a decir. No debería decir esto, pero estoy muy orgulloso a día de hoy, a falta de un mes de terminar la carrera a curso por año, al mirar atrás y ver lo que he podido hacer con el deporte durante la carrera. Es el mayor premio.

En cuanto a lo negativo, el tercer pilar de la juventud (los tres son estudios, deporte y ocio). El haber sacrificado mucho de mi tiempo de ocio por estudiar o por entrenar, y haber llevado una vida menos “normal” o “usual” para un chico de veintipocos. Hay que acostumbrarse a reproches de “¿Por qué no bebes, por qué no sales?”, y mirar a la lista de macro-objetivos, ver dónde estás y saber que si queremos entrenar y estudiar, hay que sacrificar lo otro. Para lo que por supuesto hay tiempo, pero ni todos los fines de semana, ni a lo mejor en el que tus amigos tienen la fiesta del año. Repito, organizarse y saber qué fines de semana son los adecuados.

Paula: Lo positivo es la sensación de estar aprovechando el tiempo en algo productivo de cara a tu futuro laboral. Lo negativo es tener que haber sacrificado tiempo de descanso para poder entrenar mejor o tiempo de estar con mis compañeras, desconectando del rugby y de los entrenamientos

Desde Women´s Rugby Play queremos agradecer a Paula y Ángel que nos hayan concedido esta entrevista, ya que son un ejemplo y seguro que ayudarán y animarán a muchos jóvenes para seguir compaginando su formación con el deporte, hecho que nos parece muy importante tanto para el crecimiento personal como profesional del deportista.