María Ribera (Maribi) Directora Deportiva de Unlimited Rugby y entrenadora del Womens Rugby Camp de Berga estará hoy a las 15:30 en #ELchiringuitoJugones y esta tarde a las 20:30 en los deportes de la Sexta. Tras una temporada espectacular al frente del Inef-L’HOSPITALET al cuál ha devuelto a la élite del Rugby Nacional jugando la Final de XV y quedándose a un sólo punto del podium en Seven, la Sexta hace eco de las dificultades de compaginar trabajo con ser entrenadora tanto en su caso como en el de Elena Roca ambas fianlistas en la #DhIberdrola.

 


Sara Campos Román

Madrid | 20/06/2019

Ser deportista es sacrificado. Sobre todo cuando no puedes vivir de ello. Helen Roca entrena al equipo que ha ganado la Liga Iberdrola de rugby, pero lo hace por pasión. Las facturas las paga gracias a su otro trabajo: “El rugby para mí es un hobby“, afirma. Igual que para María Ribera (Maribí con ‘b’), que también ha llevado a su equipo a la final: “Estoy tirando de mis ahorros”, confiesa. Y a pesar de las dificultades económicas, las dos han conseguido llegar a lo más alto.

María Ribera se apasionó por el rugby en la universidad. Helen Roca también. Como casi todas. Maribí tardó solo un año en ser convocada por la selección española de rugby XV y dos años después debutó con la de Seven. El año pasado se retiró y ahora entrena al INEF Hospitalet: “Porque en algún momento tienes que devolverle al rugby lo que te ha dado“, explica.

Helen Roca se alejó de la competición hace tiempo. En 2014, después de jugar su tercer mundial. Y empezó a entrenar a equipos masculinos. Es lo habitual: “En rugby no hay dudas, que venga una mujer a entrenarte es normal“, explica. Ahora es parte del equipo técnico y entrenadora del CRAT de A Coruña.

Maribí es fuerza, pura energía: “Quiso coger un equipo femenino, empezar de cero, llevarlo a una final y lo consiguió”, cuenta una de sus jugadoras, Alexandra Castillón. Y es que Maribí nunca se rinde. Ni cuando las cosas se ponen difíciles: “Voy siempre hasta el final. Cueste lo que me cueste, llore lo que llore, sufra lo que sufra”, confiesa. Y esa determinación es la que le enseña a sus jugadoras. Y no solo desde la banda.

“El equipo te hace grande igual que tu haces grande al equipo”

Durante esta temporada, Maribí ha saltado al campo en muchas ocasiones. Por falta de recursos. “El objetivo es sumar como una más”, confiesa. “El equipo te hace grande igual que tu haces grande al equipo”. Y es que el rugby es eso: equipo. Dentro y fuera del campo.

La unión y el respeto por el árbitro, por las compañeras, y también por las rivales, se ve siempre en un partido de rugby. Y se vió en la final de liga: “Te abrazas antes del partido, durante y después“, dice Helen entre risas. Y es que la rivalidad no existe. Todas son compañeras. Muchas son amigas. Comparten la pasión por el rugby. Luchan por conseguir vivir de ello. Algo nada fácil. Aunque las cosas están cambiando. Poco a poco.

“Antes jugábamos, éramos las mejores de España y nadie se enteraba”, recuerda Helen, que ha sido testigo del crecimiento del rugby femenino en su propia piel. Luchó por tener un club femenino en A Coruña. Allá por el 97. También por conseguir el dinero necesario para ir a la Copa de la Reina. Año tras año. Mientras estudiaba, mientras trabajaba. Pero todo el esfuerzo tiene recompensa. Helen consiguió ser la primera jugadora internacional gallega.

El rugby continúa creciendo. Ellas lo hacen posible. Helen, Maribí y todas las demás. Con su esfuerzo, con su sacrificio diario. Ahora hay más subvenciones que antes, más jornadas de liga, los medios se hacen eco y televisan los partidos. Todas coinciden, ¡ya era hora!

*

Producción: Javier Torrijos | Realización: Adrián Carreira y Juan Gutiérrez | Redacción: Sara Campos y Bea Lozano | Imagen: Carlos Matarranz, Alberto Bravo y Juan Gutiérrez | Sonido: Giani Álvarez | Grafismo: Nacho Félez y Nacho Sanz | Texto: Sara Campos

Agradecimientos: a todo el equipo del l’INEF-L’Hospitalet, del CRAT Universidade Da Coruña, a la Federación Española de Rugby y a las jugadoras Paula Medín y Alexandra Castillón.