Como todos nosotros sabemos, el rugby es un deporte de contacto y, como tal, debido a la propia acción del juego, se producen; golpes, heridas, brechas, abrasiones, fracturas, roturas y contusiones. Estas últimas, son las más comunes y a su vez las más complicadas, no solo de diagnosticar, sino de tratar, recuperar y de solucionar, ya que sus verdaderos signos y síntomas muchas veces no afloran en el momento de producirse, sino que pueden permanecen ocultos minutos, horas o incluso días.

¿En que club, equipo universitario o amateur una jugadora no ha recibido un golpe en la cabeza nunca? ¿Cómo reaccionar ante ello?

contusion cerebral

FOTO 1: Contusión cerebral

Las contusiones, como concepto, se podrían concebir como una lesión o daño causado al golpear o comprimir una parte del cuerpo sin producir una herida exterior. Esta definición es de carácter muy general, ya que de seguir profundizando, tendríamos que hablar sobre los distintos tipos de contusiones existentes, sus mecanismos de producción, sus valoraciones, sus plazos, sus recuperaciones…, pero sobre todo, tendríamos que hablar y acotar correctamente la zona corporal donde se produce dicha lesión.

En este caso, el propósito de este escrito, es presentaros una contusión muy característica, que se produce con mucha frecuencia en el deporte del rugby, (y que para muchos pasa desapercibida) la cual, se ha convertido en un tema estrella a nivel internacional, ya que ha demostrado tener gran importancia entre la salud de los jugadores por pequeña que sea. Estamos hablando de la CONTUSIÓN CEREBRAL y más concretamente, hablaremos sobre una lesión asociada a esta contusión, como es la CONMOCIÓN CEREBRAL.

 

La conmoción cerebral es la alteración de la función del cerebro secundaria a un traumatismo, con o sin pérdida del conocimiento. Una definición más amplia sería la alteración fisiológica de la función cerebral, inducida por un traumatismo manifestado por pérdida de conciencia, amnesia, alteración del estado mental, la personalidad o déficits neurológicos focales.

Conmoción Cerebral

FOTO 2: Conmoción cerebral.

Las conmociones, también llamadas traumatismo cerebral leve, son, normalmente, afectaciones temporales de la función neurológica, frecuentes en la mayoría de los deportes de contacto. En la conmoción, coinciden solicitaciones de compresión en el punto de contacto (coup) y de tensión en el lado opuesto al traumatismo (contre-coup) y, también, solicitaciones de rotación.

 

La conmoción cerebral puede ser causada por un golpe directo en la cabeza, la cara, el cuello o bien en cualquier otra parte del cuerpo con el impulso transmitido a la cabeza. Normalmente resulta ser una rápida alteración de la función neurológica, que se resuelve espontáneamente, aunque pueden producir cambios neuropatológicos, por más que los cambios clínicos reflejen una alteración de la función y no un daño estructural.

 

La conmoción se presenta como una batería de síntomas clínicos que pueden incluir o no la pérdida de conciencia y que generalmente, se resuelven de una manera secuencial en un período de 2 semanas, aunque la inmensa mayoría de los casos se resuelven en las primeras 48 a 72 horas. Sin embargo, en un porcentaje bajo de los casos, los síntomas se pueden prolongar en el tiempo.

 

Los mecanismos del traumatismo, provocan cambios en la perfusión cerebral (flujo sanguíneo cerebral). La autorregulación cerebral, es decir, la capacidad de mantener una perfusión cerebral constante a pesar de los cambios de la presión arterial durante el ejercicio, y la perfusión cerebral están alterados después de una conmoción, lo que explica que los síntomas reaparezcan o empeoren durante el ejercicio físico o en situaciones que aumenten la presión arterial.

 

Deportistas con traumatismo cerebral leve muestran confusión o una expresión vacía; sus respuestas suelen ser lentas, con cambios en su estado emocional que se hace mas evidente en el atleta confuso. También pueden presentar dolor de cabeza y mareos, así como visión doble o nublada.

 

Las conmociones no solo afectan a las funciones cognitivas sino también al sistema nervioso autónomo. Los atletas que han sufrido una conmoción cerebral, muestran una actividad del sistema nervioso simpático exagerada con una frecuencia cardíaca mayor.

LA PREVENCIÓN Y SEGURIDAD ANTE TODO.

Hoy en día, dentro del deporte a nivel internacional, y más en concreto dentro de deportes como el rugby, en el que el riesgo de esta lesión (debido al contacto permanente que este deporte implica), es evidente, se están tomando muchas precauciones. Desde mayo del 2015, entró en vigor una ley, que rige la sustitución temporal de los jugadores susceptibles de sufrir esta lesión durante el juego. Dicha ley, entre otras cosas, cita que cualquier persona del staff técnico o médico del equipo (entrenador, médico, fisioterapeuta), así como el médico de campo, el árbitro de campo, el de video y los linieres, son valedores de exigir este tipo de sustitución para realizar los controles y las pruebas pertinentes: HIA.

 

El HIA (Head Injury Assessment), son 3 protocolos que se suceden en el tiempo, los cuales ha de pasar un jugador susceptible de padecer o de haber padecido una conmoción cerebral durante un partido o un entrenamiento.

 

  • El HIA 1 ese realiza al jugador, tras ser este retirado del campo. Lo realiza el médico del torneo, o el médico del equipo. Si el HIA 1 da resultados normales, el jugador puede volver al terreno del juego sin problemas, mientras que si este da resultados anormales el jugador no podrá volver al terreno de juego, teniéndose que realizar el cambio de forma permanente.

IRB_HIA_1 (Pinchar para ver cuestionario)

 

  • El HIA 2 en caso de haber dado normal el HIA 1, y el jugador haber regresado al terreno de juego, ha de realizarse en un plazo de 90 minutos post-partido y después de la noche siguiente a dicho partido. En caso de haber dado anormal el HIA 1, el HIA 2 ha de realizarse al jugador en un plazo de 3 horas post-partido. Si el HIA 2 en cualquiera de los dos casos diera anormal, el jugador deberá obligatoriamente estar 24h de reposo absoluto antes de un retorno gradual al terreno de juego o a los entrenamientos.

IRB_HIA_2 (Pinchar para ver cuestionario)

 

  • El HIA 3, ha de realizarse en cualquier caso tras 48h del HIA 1. Este será el más resolutivo de todos, ya que si este da resultados anormales, el jugador estará obligado a mantenerse en reposo y lógicamente de baja deportiva un mínimo de 4-6 días.

IRB_HIA_3 (Pinchar para ver cuestionario)

 

RESUMEN

Captura de pantalla 2016-05-03 a las 12.23.52

FOTO 3: RESUMEN PROTOCOLO ACTUACIÓN POR LA IRB-

 

Desde Women´s Rugby Play, nos gustaría con esta entrada concienciaros; entrenadores, jugadoras y staff de la importancia de toda contusión cerebral por pequeña e insignificante que parezca y de la necesidad de retirar del campo a toda jugadora que reciba un golpe en la cabeza hasta cerciorarnos de que pasa correctamente el HIA explicado anteriormente.

 

 

Iago Vazquez Garrido

Fisioterapeuta WRPlay