Skip to Content

Blog Archives

Cuando la lesión llega…

Si hablamos de deporte entonces hablamos de probabilidad de lesión. La lesión es parte de la vida deportiva. Todos lo hemos vivido de manera indirecta o directa en algún momento, sin embargo cuando nos ocurre en primera persona, muchas veces encontramos que nuestros procesos no son muy adaptativos.

La lesión supone una pérdida para el deportista (pérdida de salud, perdida de capacidades motoras, perdida de satisfacción…). Toda perdida conlleva un proceso de duelo y en todo proceso de duelo existen cuatro fases (Klüber-Ross):

Wales' captain and flanker Sam Warburton gestures as he is taken from the field on a stretcher after picking up an injury during the Six Nations international rugby union match between England and Wales at Twickenham in south west London on March 12, 2016.   / AFP PHOTO / GLYN KIRK

 

  • Negación(“No, no, esto no me puede estar pasando”)
  • Ira(“¡No es justo!” “¡No me lo merezco!” “¡Paso de ver rugby!”)
  • Negociación (“Si no me lo he roto”, “voy a entrenar el doble”…)
  • Depresión (“No tengo ganas de nada, “mejor no hablamos del tema”)
  • Aceptación(“Ahora lo que toca es trabajar para volver cuanto antes”)

 

 

 

Si el proceso es funcional (sano) entonces el deportista atravesará las distintas etapas de una manera temporal normalizando y entendiendo  las diferencias entre cada una de ellas. Entender lo que nos pasa nos hace vivir los procesos de una manera consciente y, porlo tanto, funcional.

Además de entender y conocer las fases de un proceso de duelo, en una recuperación se tienen que tener en cuenta otros aspectos de cara a trabajar la parte mental.

1.- Siempre deberá haber un sistema de entrenamiento complementario. No dejamos de entrenar. Dejaremos de entrenar con el equipo, dejaremos de poder entrenar de manera normalizada pero si la lesión es de rodilla entonces tendremos que tener un entrenamiento físico y mental de tren superior: brazo, hombro, espalda, core…. Esto ayuda a mantener la forma física previniendo procesos de desmotivación consecuencia del “parón” deportivo.

2.- Es crucial que la persona lesionada no se desvincule de la dinámica del equipo. En la medida de lo posible, la deportista deberá asistir a los entrenos, partidos etc…así mantenemos la conexión mental con el equipo facilitando con ello un proceso de recuperación adecuado y funcional.

3.- Durante la recuperación y entrenamiento complementario  debemos trabajar con objetivos a corto plazo para que el proceso de recuperación, siendo un proceso largo en muchas ocasiones, no suponga ciclos de desmotivación. Tener objetivos semanales ayuda mucho a mantener la motivación durante el proceso.

4.- En lesiones largas, existe un proceso de burnout durante la parte final de la recuperación. Cuando la vuelta no es inminente pero el proceso de recuperación ha cumplido su 75% el deportista pasa por una fase de desmotivación que es importante gestionar de manera adecuada. Esto pasa en otro tipo de procesos largos (Carrera universitaria, procesos largos de adelgazamiento). La cabeza y el cuerpo están cansados y el proceso se hace demasiado largo. Gestionarlo de manera óptima es clavede cara a no ralentizar el proceso ni retrasar la vuelta.

5.- En deportes de equipo es importante que las compañeras sirvan de apoyo a la deportista lesionada. A veces nos olvidamos de las que no están en el campo. Todos sabemos lo importante que es recibir en momentos bajos.  Cuidar y apoyar “a las lesionadas” promueve la cohesión de equipo y esto es Rugby ¡EQUIPO,EQUIPO, EQUIPO!

Recordemos que lo psicológico no siendo visible (a priori) está presente en igual medida interviniendo en el rendimiento, dentro y fuera del vestuario.

En alto rendimiento encontramos casos de deportistas que han abandonado su carrera profesional después de una lesión. Las lesiones tienen su proceso mental asociado y necesitamos trabajarlo de manera transversal para que éste sea lo más adaptativo y sano posible.

By Daniela Perez, Psicología deportiva WRPlay

0 0 Continue Reading →

¿Cómo trabajar la agresividad/combate en tu juego?

La agresividad es una variable fundamental si hablamos de deporte de contacto, más aun en rugby.
Socialmente ser agresivo tiene una connotación negativa asociada. Sin embargo nosotros en deporte debemos reconceptualizar este término para así poder trabajar con él, potenciarlo y entrenarlo.

12095997_899789726775627_3451557086159476169_n

Debe quedar claro que en ningún momento nos referimos a violencia ni juego sucio. Es clave operativizar “agresividad” con miras a poder definir el trabajo mental que nos acerque a esa forma de juego.

Agresividad en rugby tiene que ver con intensidad, fuerza, empuje, y garra. Agresividad en Rugby tiene que ver con el COMBATE. ¿Con qué otros elementos asocias tú la agresividad que demanda tu posición como jugadora de rugby?
Una vez redefinida la variable, es hora de llevarla al terreno de juego.

Cuando tienes esa predisposición, cualquier estimulo despierta intensidad de juego. Si éste es tu caso tan solo será cuestión de mantenerlo y aprender a regularlo. La intensidad, como todos los elementos mentales, también debe ser manejada de manera óptima incluso cuando ésta está por exceso. Un momento crítico o complicado de partido puede hacer que ese exceso de agresividad/intensidad mal o poco gestionada nos saque de partido, mermando mi rendimiento y por tanto, el de mi equipo.

Ahora bien; es bastante común encontrar a jugadoras con un alto grado de compromiso y motivación que demandan un trabajo personal en términos de agresividad. Muchos entrenadores también detectan la necesidad de trabajar esta variable tanto a nivel individual como a nivel de equipo.

Una vez definido qué es “ser agresivo” debemos delimitar cómo medir dicha variable. Todo elemento mental a trabajar debe poder ser medido.
Para ello podemos utilizar varias medidas: la escala Likert es una medida subjetiva y eficaz para trabajar este tipo de variables. Esta escala mide tanto el polo negativo como el positivo así como el neutral siendo, para este caso, 0 “nada intenso” y 10 “intensidad máxima”. La jugadora valorará la acción o ejercicio con un número de la escala en función de cómo ella haya percibido a nivel de agresividad durante la ejecución del ejercicio. Además la jugadora obtendrá una valoración (utilizando la misma escala Likert) por parte de la jugadora con la que interactúa durante el mismo. Esto nos irá dando una visión del progreso evolución de la jugadora.
Podemos también utilizar medidas objetivas de biofeedback: frecuencia cardiaca u otros niveles físicos si contamos con los recursos adecuados para su recogida.

LLEVÉMOSLO A LA PRACTICA

  1. ¿Cómo lo trabajamos?
    Si la agresividad/combate como variable no está registrada dentro de su patrón de conductas, es complicado que ésta aparezca en su rol de jugadora, por ello esta variable se trabajará en el mayor número de situaciones posibles. No solo trabajaremos ejercicios específicos de rugby si no que llevaremos a cabo acciones indirectamente relacionadas con su posición y funciones. Esto garantiza una integración del concepto práctico dentro de su repertorio de conductas.
    Estamos trabajando con una jugadora, talonadora. Su posición y funciones demandan esa agresividad e intensidad tanto en juego estático como en dinámico:
    1. Definimos exactamente la necesidad o demanda que tiene.
    2. Trabajamos la parte cognitiva que afecta e interviene en la actitud agresiva. Elaboración de jerarquía con estímulos mentales que supongan un aliciente y palanca a la hora de ejecutar los ejercicios en este sentido (ejemplo: convocatoria selección, convocatoria partido final…)
    3. Delimitamos un sistema de evaluación que usaremos durante los ejercicios.
    4. Diseñamos sesiones de trabajo en campo de juego: percutir, placar, melé, velocidad, bici, carrera continua…así como juegos específicos para trabajar la variable.
    5. Ejecución de las mismas + evaluación continua.
    La jugadora va identificando y subiendo el nivel de intensidad conforme vamos aumentando el número de repeticiones de cada tipo de ejercicio. Las sesiones específicas se intercalan con entrenamientos ordinarios. Hay un trabajo importantísimo de anclaje emocional respecto a las sensaciones experimentadas en evaluaciones altas (8 – 10 en escala likert).
    A nivel experto la variable se trabajará de manera aislada, en iniciación esa agresividad necesita, además, de una mejora técnica que permita ser agresivo con conciencia y conocimiento y para eso…no hay otra que ¡¡seguir entrenando fuerte, duro e intenso!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Daniela Perez Perez

Psicóloga Women´s Rugby Play
0 0 Continue Reading →

«Más vale un gramo de acción que un kilo de intención»

“Más vale un gramo de acción que un kilo de intención”

Creía muy oportuno que uno de los primeros post dentro de la sección hiciera referencia a un aspecto esencial cuando trabajamos con variables psicológicas.
Operativizar es una de las claves que los coach y psicólogos del deporte abordamos durante las intervenciones con los diferentes agentes: deportistas, entrenadores, padres…
Pero ¿sabemos realmente qué es operativizar? En este contexto nos referimos a traducir la intención en acción. Cuando una jugadora quiere trabajar por un objetivo o meta concreta: «trabajar la seguridad intrapersonal», «no tener miedo al contacto», «aumentar rendimiento en agresividad»…  ella solo ha marcado la línea base del trabajo que a continuación desarrollaremos.
Cuando operativizamos, lo que hacemos es plantear qué acciones son necesarias para que la jugadora alcance ese objetivo.
Somos lo que hacemos. Al final tus acciones son las que te acercan y te llevan a cumplir tus objetivos. Si quieres conseguir algo tienes que HACER cosas distintas. Porque solo así conseguirás sensaciones, pensamientos, creencias, hábitos diferentes. Esos hábitos son los que se automatizarán con el entrenamiento, convirtiéndose en tus destrezas y habilidades deportivas
No solo trabajamos la acción, lo hacemos con los tres elementos que definen nuestro comportamiento pues los tres lo determinan al mismo nivel, pero es crucial llevar los objetivos al terreno de juego, al campo de batalla, es decir, transformarlos en acciones.
¿Qué cosas vas a hacer para….? ¿Qué necesitas hacer para….? Son algunas de las preguntas que nos acercan a las acciones concretas llevándonos de lo general a lo particular.
Es sumamente importante que la deportista sepa llevar la intención u objetivo a acciones concretas que cumplan con cuatro características esenciales

 

  •  MEDIBLE: todo objetivo tiene que poder medirse.
  •  ESPECÍFICO: el objetivo siempre tiene que ser operativizado, llevado de lo general a lo específico
  • TEMPORAL: todo buen objetivo tiene que tener uno o varios tiempos para así poder evaluar los progresos y consecución.
  • ALCANZABLE: los objetivos tienen que estar ajustados a las posibilidades. Realistas y retadores.

 

A veces el trabajo está en descubrir si el objetivo está bien definido y ajustado a tus necesidades deportivas. Si es así…¡a trabajar!

3, 2. 1 ¡ACCIÓN!

1, 2, 3 Acción

Daniela Pérez
Psicóloga  WRplay
0 0 Continue Reading →

¿Para qué trabajar la cabeza en rugby?

¿Para qué trabajar la cabeza en rugby?

Para y por el rendimiento. La psicología deportiva,  al igual que el resto de las especialidades deportivas, trabaja justamente eso.

Pero ¿Qué es rendimiento? Esta es una pregunta que todo deportista tendría que poder responder. Sin embargo, en ocasiones, en esa respuesta no está incluida la parte psicológica: “error de concepto”.

Con la psicología sucede lo que ocurría hace 10 años con la fisioterapia. Antes no se creía necesaria la figura del fisio dentro de un equipo, hoy día no se entiende un club sin fisioterapeuta.

La psicología está en el camino. Todavía existe mucho desconocimiento sobre las funciones y el para qué de un psicólogo del deporte. Aún hoy, algunos deportistas, técnicos y directivos creen que esta especialidad está dirigida a personas con problemas mentales, y que la función del psicólogo deportivo empieza cuando surge un problema.

Nada que ver con la realidad. El entrenamiento mental interviene todas las variables mentales que se ponen de manifiesto durante la práctica deportiva. La parte psicológica no es tan obvia o “visible” como la física, técnica o táctica pero influye de igual manera en el rendimiento. Por ello este trabajo es crucial si queremos hablar de resultados causales  (y no casuales).

¿Qué trabaja la psicología deportiva?

Esta disciplina contempla todas las variables mentales que afectan al rendimiento deportivo. Algunas de ellas son comunes a todos los deportes como puede ser la autorregulación emocional (autocontrol), la gestión del estrés y ansiedad, la concentración, atención y memoria. Otras son más específicas y están determinadas por las características del propio deporte. En las siguientes entradas nos centraremos en las más relativas al tema que nos interesa, rugby.

entrenamiento-mental

 ¿Cómo se trabaja?

El entrenamiento con variables psicológicas se lleva a cabo en sesiones de entrenamiento ordinarias. ¿Dónde? En el campo.

Existen dos modalidades de trabajo: Una son las sesiones conjuntas en donde todo el equipo trabaja y entrena la variable psicológica pertinente. La otra es la modalidad individual. Ésta está más enfocada a las particularidades y necesidades que le surgen a cada deportista durante su carrera deportiva.

 ¿Cuándo se trabaja la cabeza?

Siempre, no esperemos a que aparezca un problema.

En todo momento la parte mental está contribuyendo, o por el contrario, limitando nuestro rendimiento y por tanto, los resultados.  Todo lo que haces fuera y dentro del campo es un reflejo de todos tus pensamientos, emociones,  creencias, fortalezas, valores, hábitos, rutinas etc… trabájalas y te estarás trabajando. No hay nadie más responsable de tu rendimiento que tú.

Trabaja duro, entrena fuerte y vive intenso

 

pisocologia deportiva

By Daniela Perez

0 1 Continue Reading →

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies