¿Para qué trabajar la cabeza en rugby?

Para y por el rendimiento. La psicología deportiva,  al igual que el resto de las especialidades deportivas, trabaja justamente eso.

Pero ¿Qué es rendimiento? Esta es una pregunta que todo deportista tendría que poder responder. Sin embargo, en ocasiones, en esa respuesta no está incluida la parte psicológica: “error de concepto”.

Con la psicología sucede lo que ocurría hace 10 años con la fisioterapia. Antes no se creía necesaria la figura del fisio dentro de un equipo, hoy día no se entiende un club sin fisioterapeuta.

La psicología está en el camino. Todavía existe mucho desconocimiento sobre las funciones y el para qué de un psicólogo del deporte. Aún hoy, algunos deportistas, técnicos y directivos creen que esta especialidad está dirigida a personas con problemas mentales, y que la función del psicólogo deportivo empieza cuando surge un problema.

Nada que ver con la realidad. El entrenamiento mental interviene todas las variables mentales que se ponen de manifiesto durante la práctica deportiva. La parte psicológica no es tan obvia o “visible” como la física, técnica o táctica pero influye de igual manera en el rendimiento. Por ello este trabajo es crucial si queremos hablar de resultados causales  (y no casuales).

¿Qué trabaja la psicología deportiva?

Esta disciplina contempla todas las variables mentales que afectan al rendimiento deportivo. Algunas de ellas son comunes a todos los deportes como puede ser la autorregulación emocional (autocontrol), la gestión del estrés y ansiedad, la concentración, atención y memoria. Otras son más específicas y están determinadas por las características del propio deporte. En las siguientes entradas nos centraremos en las más relativas al tema que nos interesa, rugby.

entrenamiento-mental

 ¿Cómo se trabaja?

El entrenamiento con variables psicológicas se lleva a cabo en sesiones de entrenamiento ordinarias. ¿Dónde? En el campo.

Existen dos modalidades de trabajo: Una son las sesiones conjuntas en donde todo el equipo trabaja y entrena la variable psicológica pertinente. La otra es la modalidad individual. Ésta está más enfocada a las particularidades y necesidades que le surgen a cada deportista durante su carrera deportiva.

 ¿Cuándo se trabaja la cabeza?

Siempre, no esperemos a que aparezca un problema.

En todo momento la parte mental está contribuyendo, o por el contrario, limitando nuestro rendimiento y por tanto, los resultados.  Todo lo que haces fuera y dentro del campo es un reflejo de todos tus pensamientos, emociones,  creencias, fortalezas, valores, hábitos, rutinas etc… trabájalas y te estarás trabajando. No hay nadie más responsable de tu rendimiento que tú.

Trabaja duro, entrena fuerte y vive intenso

 

pisocologia deportiva

By Daniela Perez